Muchas veces he escuchado comentarios terribles sobre las mujeres, nos dicen desde arpías hasta envidiosas, competitivas, cuaimas, brujas, manipuladoras, histéricas, ciclotímicas, etc etc etc. Pero yo no creo que sea justo calificar al genero femenino en general con este tipo de adjetivos.

Es cierto que las mujeres tenemos un cúmulo de hormonas que muchas veces nos llevan a ser un poco impredecibles y  hasta un poco impulsivas, pero de allí a encasillarnos a todas por igual con estos calificativos, NO WAY JOSE!!!  En la viña del señor hay de todo y considero que estas no son características de nuestro sexo en general. Más bien creo que esto tiene mucho que ver con formas de ser, inseguridades, complejos, la necesidad de llamar la atención y  también en mucho tiene que ver con valores. A muchas mujeres no les gusta compartir con mujeres , no les gusta tener amigas  y siempre sienten que las demás mujeres son una amenaza, no se pueden relajar por la inherente necesidad de competir. A mi me gustan las mujeres y  las mujeres que les gustan las mujeres y cuando digo que me gustan me refiero a  compartir, conversar, apoyarse y entenderse, pues quien te puede entender mejor que una amiga, que padece, siente y vive muchas cosas parecidas a ti, las relaciones laborales, la pareja, los hijos y además compartir esas cosas que con tu pareja no puedes.

Tener amigas me parece un regalo hermoso y sobre todo cuando tienes la suerte de aprender, confiar, compartir y crecer con tus amigas. Cuando veo a mi mamá me doy cuenta que cuando llegas a una  cierta edad en tu vida las amigas se convierten en tu mas grande tesoro y que son ellas quienes le ponen un color diferente a nuestras vidas.

Cuando una mujer ve como enemigas a el resto de las mujeres es síntoma de inseguridad.  Es cierto que si en la amistad no existe respeto y códigos, como en cualquier relación humana es cuando se  presentan este tipo de historias novelescas en donde la mejor amiga te quita el novio, destruye tu matrimonio o parece  una stalker que quiere ser como tu.  Aveces siento que este es un tema escabroso, porque hasta la mujer mas perfecta y bella sorprendentemente es insegura y  eso tiene sus efectos de competitividad y ataque, pero una vez más esto tiene que ver con personalidades y no necesariamente con pertenecer al sexo femenino.

Creo que nuestro mayor reto es trabajar en nosotras mismas para sentirnos bien desde adentro, hacia afuera, cómodas en nuestra propia piel, entendiendo, valorando, respetando, reconociendo y aceptándo lo que somos con una sana autoimagen  lo cuál se verá reflejado hacia afuera y una vez  seguras  y contentas con nosotras mismas  podremos abrazar, compartir y disfrutar de amistades sanas y enriquecedoras con otras mujeres como uno de los mejores tesoros de la vida.

 

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>